Auditorias energéticas obligatorias

El Real Decreto 56/2016, de 12 de febrero, por el que se transpone la Directiva 2012/27/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, relativa a la eficiencia energética, establece la obligación de realizar auditorías energéticas por parte de determinadas empresas, así como la acreditación de proveedores de servicios y auditores energéticos, y la promoción de la eficiencia energética del suministro de energía.

Mobirise

Esta norma se aplica exclusivamente a todas aquellas empresas que tengan la consideración de grandes empresas, entendidas estas como aquellas que cuenten con mas de 250 trabajadores o que su volumen de negocio exceda de 50 millones de euros, aplicándose también a grupos de sociedades que como tales cumplan con los requisitos señalados anteriormente.

Estas grandes empresas deben someterse a una auditoria energética cada cuatro años, en la que se debe estudiar al menos el 85% del consumo total de energía final del conjunto de las instalaciones ubicadas en el territorio nacional. Para justificar el cumplimiento de dicha obligación, las empresas afectadas podrán aplicar sistemas de gestión energética o ambiental, que hayan sido certificados por un organismo independiente con arreglo a las normas internacionales correspondientes, y siempre que dicho sistema incluya una auditoria energética realizada conforme a las directrices mínimas marcadas por el referido Real Decreto.
Las auditorias podrán ser realizadas por auditores energéticos debidamente cualificados, o por técnicos cualificados que pertenezcan a la propia empresa, siempre que no tengan relación con las actividades objeto de auditoria.
Con el resultado de dicha auditoria, se deberán adoptar sistemas de gestión energética o ambiental, y se deberán establecer las medidas necesarias para su mantenimiento. Por tanto, dichas empresas deben controlar en todo momento la forma en que consumen energía y su impacto ambiental, en busca de dar cumplimiento a los objetivos de reducción de emisiones establecidos por la Unión Europea para el año 2030.

Comparte esta Página