Factor de potencia y su valor óptimo

El factor de potencia es una medición que se realiza en los circuitos de corriente alterna, y se trata de la relación existente entre potencia activa y potencia aparente. El calculo de dicho factor nos da una medida de la capacidad que tiene una carga de absorber la potencia activa. Es fundamental llevarlo a su estado óptimo, ya que:
- Un factor de potencia positivo supone que la corriente se adelanta con respecto a la tensión, lo que implica carga capacitiva.
- Un factor de potencia negativo significa que la corriente se retrasa respecto a la tensión, lo que implica una carga inductiva

Mobirise

Un buen factor de potencia permite optimizar cualquier instalación

La energía inductiva puede suponer penalizaciones en la factura eléctrica, y pronto las compañías eléctricas empezarán a penalizar también por los excesos de carga capacitiva.

Pero además de dicho perjuicio económico directo, un buen factor de potencia permite optimizar cualquier instalación, y evita el sobredimensionamiento de algunos equipos y mejoras en su rendimiento, además de los siguientes beneficios:

1. Disminución de la sección de los cables: cuanto menor es el factor de potencia menor será la sección de los cables necesarios.

2. Disminución de las pérdidas en las líneas: un buen factor de potencia reduce las pérdidas para una potencia activa constante.

3. Reducción de la caída de tensión: además de reducir o eliminar la energía reactiva transportada.

4. Aumento de la potencia disponible: permite aumentar la potencia disponible en el secundario del transformador, lo que permite ampliar una instalación sin tener que cambiar de transformador.

La colocación de una simple batería de condensadores permite la mejora del factor de potencia, pero hoy en día existen sistemas más avanzados que se benefician de sistemas electrónicos y configuraciones en tiempo real para obtener mayores beneficios con un coste contenido.

Comparte esta Página